Los habitantes de Bello (Antioquia) que disfrutan su experiencia como veedores de los contenidos de su emisora local

Escrito por el 6 julio 2020

La junta de programación de San Buenaventura Estéreo en Antioquia está conformada por más de 30 personas de diferentes edades y profesiones. A diario, son ellos quienes reinventan sus contenidos para que los oyentes reciban programas de calidad, apoyando al MinTIC en su función de vigilancia.

Imagen tomada de: Twitter @Ministerio_TIC

Cuando Stiven Jaramillo era estudiante llegó a la emisora San Buenaventura Estéreo a entrevistar al director para un trabajo universitario. Hoy él es quien dirige ese medio de comunicación en el norte del Valle de Aburrá, el cual ha sido pensado como un proyecto incluyente y digital.

Stiven y su amigo Mauricio Ceballos -abogado, comunicador y locutor con discapacidad visual- se han preocupado por darle un enfoque social a San Buenaventura Estéreo. Para ambos, las discapacidades no son un reto, sino un valor agregado, pues consideran la emisora comunitaria como una pasión que no tiene límites y que es el único medio de comunicación capaz de llegar a cada rincón del país.

De esta manera, además de involucrar al resto de la comunidad en sus procesos y contenidos,

su esfuerzo es incluyente y busca tener en cuenta a los emprendedores, líderes culturales, adultos mayores, personas en condición de discapacidad y a quien desde lo cotidiano se destaca en la sociedad.

San Buenaventura Estéreo o «La buena 95.4 FM», como la conocen sus oyentes, surgió como una iniciativa del rector del Colegio San Buenaventura, Padre Orlando González en el año 1995. «El 25 de abril de 1997, el MinTIC le otorgó la licencia de funcionamiento y en el 2017, con la integración de su nuevo director y locutor Stiven Jaramillo, se empezó a involucrar a la ciudadanía a través de las Juntas de Acción Comunal de la región para poner al servicio de todos un medio de comunicación que genera identidad y que con su contenido contribuyera al mejoramiento social», cuenta Yuber Cano, voluntario de la emisora.

Y en ese sentido, Stiven Jaramillo, director de San Buenaventura Estéreo en Bello (Antioquia) afirma: «es obligación de las emisoras comunitarias enfocar sus programas en fines sociales y es ahí donde las juntas de programación actúan como su núcleo. Estas se encargan de la formulación y seguimiento de políticas y planes, generando contenidos educativos y de interés para la comunidad».

«Las juntas de programación de las emisoras comunitarias son una extensión del Ministerio TIC en su función de vigilancia y control. Son quienes a diario nos ayudan para que los programas radiales involucren a la comunidad y cumplan el propósito de la radio: Informar y educar.», indica Sylvia Constaín, ministra TIC.

La victoria de un ideal:

Jaime Alberto Ospina lleva alrededor de 40 años siendo locutor independiente y a la vez es fiscal de la Junta de Acción Comunal de su región. Un día, al pasar por el colegio San Buenaventura donde estudian sus nietos, vio una antena y de inmediato reconoció que se trataba de una antena de radio. Desde ese momento, supo que quería ser parte de algo más grande y, para lograrlo debía pertenecer a otra junta más: la de programación de su emisora local.

«Formar parte de San Buenaventura Estéreo es una experiencia novedosa. Las ideas se agrandan cuando se reúne la junta de programación, se analiza cada aporte con integralidad e integración, pues cada persona desde su profesión tiene valiosos aportes. Además, sientes que, al ser parte de ella, los buenos contenidos son tu responsabilidad y así no solo ayudas al MinTIC en su función, sino también a la comunidad», asegura Jaime.

Hoy en día Jaime no solo se ocupa de los procesos de la junta de acción comunal, sino que también los difunde a través de la emisora. Cuenta, además, que no ve la hora de empezar la producción y emitir en vivo su programa soñado, de tango, bolero y «música viejita», como él le llama. Para él, la radio y su profesión de fiscal siempre fueron su ideal y llegar a la comunidad a través de San Buenaventura Estéreo, es su victoria.

Onda Violeta:

«Al tener acceso a medios tan valiosos como la radio, podemos ser un altavoz para sensibilizar a la comunidad sobre la violencia contra las mujeres, niños y niñas. El ejercicio que hace la junta de programación es clave, da voz a sectores de la sociedad que de alguna manera habían sido aislados», explica Cindy Borrero, especialista en derechos humanos y representante del Movimiento Social de Mujeres.

Generar los espacios que propone el Gobierno Nacional, donde las mujeres sean resaltadas en la literatura, en la política, en la música y más, empieza a acercar a más mujeres para que escuchen programas que las representen. Para Cindy, el color de su movimiento es el violeta y su altavoz es la emisora, porque desde allí viajan las ondas con su mensaje: la igualdad de género.

San Buenaventura Estéreo cuenta con alrededor de 14 programas con temáticas que van desde salud, medio ambiente, deportes, datos digitales, hasta evangelización. Toda la parrilla ha sido creada en su totalidad por Stiven y su junta de programación pensando en las necesidades de una audiencia de más de 700.000 habitantes y trabajando de la mano con las entidades gubernamentales como el MinTIC, quien ha permitido que la vigilancia también se desarrolle desde el empoderamiento social.

Hoy Colombia cuenta con alrededor de 627 emisoras comunitarias que cumplen el propósito del Gobierno Nacional de fortalecer las herramientas democráticas, especialmente en las zonas apartadas del país. Es por esto que el Ministerio TIC vela para que estos programas radiales promuevan el desarrollo social, la convivencia y los valores democráticos a través de la conformación de sus juntas de programación.

«Sea en el pueblo o en el rincón que sea, siempre van a haber historias por descubrir. Seguramente, nuestros habitantes tienen mucho que contar. Seamos la voz de ellos, construyamos a diario una radio comunitaria basada en sus juntas de programación, ellas son el cerebro, son quienes nos ayudan a construir la programación de las emisoras y vigilar la correcta difusión de los contenidos desde la participación ciudadana. El MinTIC, por su parte, trabaja para que los contenidos de calidad de las emisoras comunitarias sean una realidad para los colombianos», puntualiza Stiven Jaramillo, director de San Buenaventura Estéreo, Bello (Antioquia).

Tomada de: https://www.mintic.gov.co/portal/inicio/Sala-de-Prensa/Noticias/135792:Los-habitantes-de-Bello-Antioquia-que-disfrutan-su-experiencia-como-veedores-de-los-contenidos-de-su-emisora-local


[No hay estaciones de radio en la base de datos]

Responsive image